miércoles, 8 de noviembre de 2017

Cócteles y Julio Verne

Dicen que el Nautilus continúa por recorrer las profundidades del mar,
atravesando,
con sus luces hipnóticas,
los abismos de este mundo.

Y en la fosa de las Islas Marianas,
allá,
allá tan lejos y tan profundo,
donde descubrió la realidad mágica de las burbujas.

Y como si se lo hubiese contado una bruja,
el Capitán Nemo silba,
que dijera Espronceda,
alegre,
alegre.

Y el viento en popa.

A toda vela,
así es la nueva coctelería de la villa,
de la villa del metal.

Meeting Point,
un lugar,
un local
donde poder hablar,
y sonreír
al compás
de la libertad.

Como en un cuento del visionario francés,
las hélices,
suenan con la cadencia,
con la cadencia de la las olas que se lleva la mar.

Días de vino y rosas,
instantes para no olvidar.

domingo, 29 de octubre de 2017

Buenaventura

Lo peor
de los pies,
de los pies,
es cuando no,
no,
sientes,
lo que sientes,
ni lo que ves.

Y al ver el mundo,
el planeta del revés,
que sin saber,
vuelve a pintar,
y a soñar,
y a dibujar,
a delinear,
a volver
a cabecear,
y sin miedo,
volver a escuchar las olas del mar.

Porque te quiero,
y entre mis dedos,
volveré a sentir,
y a vivir,
todo aquello,
todo aquello
que no me hace un infeliz.

sábado, 28 de octubre de 2017

Juan Nieve

Blanco, azul, verde,
de colores,
de colores,
por sentirte,
por tocarte,
por tenerte.
Ya no te quiero,

 No te quiero.

Porque no eres buena.

Y siente uno
la soledad,
y esa vieja y
asquerosa maldad,
que trepa sin piedad,
ahogándonos,
sumergiéndonos
en su indignidad.

Yo soy como Jon Snow,
que entre la nieve,
bebe y bebe,
y saca a relucir su espada,
que desde la soledad,
a golpe de mandobles
hace que brille la verdad.


miércoles, 11 de octubre de 2017

El mundo del mañana mañana

Me gusta cuando callas,
me gustas,
y es que estás como ausente,
y en el mundo,
esta esfera,
que se achata por los polos,
se detiene,
y te saluda
quitándose el sombrero.
Llevas la pasión
entrelazada,
dibujajada entre los dedos.
Y tu diadema,
tu diadema de reina,
de oro y de diamantes,
encierra los secretos,
los tesoros
que tu sonrisa desvela.
Las palomas en el cielo,
y los murciélagos,
desde el suelo,
esconden
entre los dedos,
todos tus desvelos.
Y es en ese pestañeo,
en ese tierno aleteo,
en el que tu mirada,
se conjura para derretir,
para romper el hielo,
y sepultar el miedo.
En el mundo del mañana,
en el mundo del mañana mañana,
eres mi princesa,

la mujer con la que sueño desde la ventana.






viernes, 25 de agosto de 2017

De Blanco y Negro

El aire,
la luz, los labios,
se nos otorgan,
gota,
gota a gota,
pero de los suspiros,
de los anhelos,
nadie,
por nadie,
habla de los ojos,
de los ojos,
que pintan de belleza
el aire.
Y siempre es el aire,
y la sonrisa de tus labios,
desde las Asturias,
desde nuestro corazón,
por verte coronada,
por verte,
Reina,
Princesa de mi Alegría.
Guapa,
Bonita,
pinta de colores,
extiende,
esa Princesa.
Entre las flores.

sábado, 5 de agosto de 2017

Tarántulas

Desde ahora,
ahora y siempre,
llevo tu canción,
grabada
en el código genético,
en mi ácido fosfórico,
en estas palabras
de poeta pletórico.
La emoción,
los versos
que se llevan en el corazón,
que hacen,
que marcan
las vibraciones,
del oro de tu diapasón.

Tu veneno no es amargo,
tu sustancia es sencilla,
tu sonrisa es dulce.

Pero lo que más me gustan son tus ojos.
Y de tus labios el rojo.
Y ese sonrojo.
Que son de los versos el antojo,
Y en el cadalso,
van los hombres con arrojo,
arrostrando las penas,
enterrando la amargura,
sepultando la tristeza,
en lo más hondo de los despojos.

Si te pudiese llamar,
si te pudiese nombrar,
te diría dulzura.
Son estos versos
que compones,
estas rimas,
que,
que,
que me alejan,
de la locura,
y articulan los armatostes de mi Armadura.

jueves, 3 de agosto de 2017

Porque estás como ausente...

Y me oyes desde lejos, y mi voz no te toca.
Entre las manos,
entre los dedos,
la copa rota,
y en el corazón,
en lo más profundo,
tu sonrisa barroca.

Son tus labios,
pintados de rosa,
el milagro
que las palabras
construyen al rozar,
al aletear
al compás de tu boca.

Todo rima,
en esa cadencia
que el viento
dibuja
cuando te quitas la ropa.

Sí.
Cuando no hablas,
cuando callas,
porque estás como ausente,
se alza el aire,
revuelto,
coloreando el presente.

Tus ojos,
tu pestañeo,
y el blanco de tus dientes.

En el Levante,
Más allá de poniente,
allá,
allá,
donde resoplan las marsopas,
va el Capitán pirata cantando,
cantando alegre en la popa.